La novela juvenil Serendipias sería lectura vetada y prohibida por el Pin parental


Estamos en febrero de 2020, parece que me lo tengo que ir recordando ante las noticias que asaltan nuestros medios de comunicación, nuestras redes sociales, nuestro entorno. ¿Por qué debería recordarlo? Tenemos una sociedad en los últimos meses que ha sido dividida, o al menos más aún. Las opiniones, las malas formas ya no es solo parte de “esos políticos, o esos medios, o esos haters/trolls de las redes sociales” que alejan a las personas, las unas de las otras. Esta novela, “Serendipias” a la hora de editarla, pensamos que es interesante por poner un foco de esta sociedad, cada día algo más gris, para que podamos pararnos a pensar sobre lo que realmente somos, personas.

Un placer editar novelas como esta, historias que puedan albergar formas de pensamiento distintas, y reconocer que somos cada uno de su padre y de su madre, y que las fronteras que se han ido creando para mejor control de algunos, no deberían existir, pero sobre todo poder pararse delante de ese espejo imaginario y tener una sonrisa y una mirada de esperanza a una sociedad que quiere nuevos valores para todos, esta es una de las bases de porqué estamos en este negocio, poder disfrutar de estas creaciones, y ofrecerlas a gente como usted.
Os dejamos con la nota de prensa de la escritora, que con los tiempos del “Pin parental” me hace, como les decía, hacerme recordar que escribo esto en el 2020. 
Nou editorial




CUANDO LA VIDA REAL SE HACE NOVELA
·         Serendipias, es una novela escrita por Elena Martínez y editada por Nou editorial que afronta situaciones de racismo, rechazo al colectivo LGTBI+ o maltrato entre iguales, y que es además un canto de amor por las librerías y la lectura.

Madrid, 14-11-2019.- En un momento histórico en el que una parte de la sociedad ataca a los colectivos más vulnerables, Elena Martínez Blanco, autora de Bajo el paraguas azul, ha decidido hablar en Serendipias precisamente de esos temas que preocupan a gran cantidad de adolescentes a través de sus protagonistas: el racismo, el odio al colectivo LGTBI+, el maltrato entre iguales, la violencia de género o el caso omiso que suele hacerse a los alumnos de altas capacidades.
Nasha y Daniel son alumnos nuevos que intentan pasar desapercibidos, algo prácticamente imposible porque Rodrigo, el payaso de la clase, se dedica a hacerles la vida imposible desde el primer día. Por suerte, descubren la librería Serendipias que, con su magia, logrará crear un grupo de amigos fuertes y luchadores que podrán enfrentarse a las terribles situaciones que deben vivir por ser diferentes. Y es que fue una serendipia la que les unió a todos, y será otra la que consiga salvar a quien menos esperan que lo necesite. 
En una sociedad cada vez más retrógrada, la autora se ha centrado en cómo viven los jóvenes esos problemas que tan bien conoció en su época de profesora y que ve diariamente como librera cuando buscan libros en los que encontrar referentes con los que sentirse identificados. Una novela valiente y necesaria para los tiempos de extremos que nos ha tocado vivir y que una gran parte de nuestra sociedad, los más jóvenes, encontrará de gran ayuda.